¿Somos Nosotros Esa Iglesia? (6)

¿Somos Nosotros Esa Iglesia? (6)
La Multitud Era De Un Corazón y Un Alma

Introducción:

A. Una nación dividida contra sí mismo no permanecerá. La Jura de la Bandera en los EE.UU.: “una nación, bajo Dios, INDIVISIBLE”.
B. “Los dos serán una sola carne…lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (Mateo 19:5,6).
C. “La congregación de los que creyeron era de un corazón y un alma” (Hechos 4:32) LBLA. ¿Somos nosotros ESA iglesia?

I. Un Corazón y Un Alma: La Realidad Palpable de la Iglesia en Jerusalén.

A. Aun antes del día de Pentecostés: “Todos estos perseveraban unánimes en oración y ruego” (Hechos 1:4).
B. En el día de Pentecostés: “estaban todos unánimes juntos” (Hechos 2:1).
C. Después del Pentecostés: “Y perseveraban unánimes cada día” (Hechos 2:46).
D. Después del inicio de la persecución: “Alzaron unánimes la voz” (Hechos 4:24).
E. Cuando surgieron necesidades especiales: “La congregación de los que creyeron eran de un corazón y un alma” (Hechos 4:32).
F. Después del juicio que cayó sobre Ananías y Safira, “estaban todos unánimes en el pórtico de Salomón” (Hechos 5:12).
G. Cuando un grupo fue ofendido por lo que percibieron como parcialidad en la provisión de las necesidades de las viudas, resolvieron el problema con el agrado de la multitud y siguieron creciendo unánimes (Hechos 6:1-7).
H. El significado práctico:
1. No significa que estuvieron de acuerdo en cada opinión ni que nunca hubo ofensas (Romanos 14-15).
2. La devoción fraternal mutua (1 Corintios 12:25,26).
3. Se cuidaron mutuamente.
4. Compartieron el compromiso con Dios y Su voluntad.
5. Compartieron la misma meta: el cielo.
6. Compartieron las responsabilidades.
7. Mutuamente aceptaron el compromiso de ser uno.

II. Un Corazón y Un Alma: La Suma Importancia de este Espíritu.

A. La importancia de ello para el bien de las almas perdidas.
1. Para que crean que Jesús es de Dios y que Dios ama los Suyos así como ama a Jesús (Juan 17:20-23).
2. Para que puedan identificar a los verdaderos discípulos de Jesús (Juan 13:34,35).
B. La importancia de ello para la gloria de Dios (Romanos 15:5,6).
1. Por causa del sacrificio de Jesús.
2. Por causa del Espíritu Santo que mora en nosotros.

III. Un Corazón y Un Alma: ¿Cómo Logramos esta Meta?

A. Es Dios El que en realidad nos junta en un cuerpo (1 Corintios 12:13; Efesios 2:14-16). Compare y hombre y la mujer en el matrimonio (Mateo 19:5,6).
B. Nuestra tarea es la de esforzarnos por preservarla unidad del Espíritu en el vínculo de la paz (Efesios 4:3).
C. Requiere la bendición de Dios para lograr lo humanamente imposible.
1. Esta bendición puede ser suya siempre y cuando busque uno a Dios “con todo su corazón y con toda su alma” (2 Crónicas 15:12).
2. Puede ser suya siempre y cuando obedezca uno a Dios “con todo tu corazón y con toda tu alma” (Deuteronomio 30:2,10).
D. Requiere de nosotros: Efesios 4
1. El espíritu de la unidad:
a. La esfuerzo diligente (4:3).
b. La humildad (4:2).
c. La mansedumbre (4:2).
d. La paciencia (4:2).
e. La tolerancia: soportándoos unos a otros en amor.
f. Una decisión a favor de la unidad: “aceptaos los unos a los otros, como también Cristo nos aceptó para la gloria de Dios” a pesar de las debilidades y fallas (Romanos 15:7).
2. La doctrina de la unidad: Dedicarse al camino de Dios – las enseñanzas de Dios (Efesios 4:4-6).
3. El servicio de la unidad: el uso fiel y no egoísta de nuestros dones para el bien del cuerpo (Efesios 4:7-16).
4. ¿No le parece que todo esto sea similar al fruto del Espíritu? (Gálatas 5:22,23)

Conclusión:

A. ¿Somos nosotros ESA iglesia? ¿Un corazón y un alma?
B. ¿Tiene usted el espíritu correcto?
C. ¿Está dedicado usted a las enseñanzas de Dios?
D. ¿Está usando sus dones para el bien del cuerpo de Cristo?

Los cinco bosquejos que siguen presentan algunas de las descripciones de la iglesia usadas en el Nuevo Testamento. El propósito general que comparten estos mensajes es el de animarnos por recordarnos de la identidad espiritual de los miembros de la iglesia de Dios.