¿En Serio? ¿Qué Desea Que Haga Yo?

¿En Serio? ¿Qué Desea Que Haga Yo?

Introducción:

A. Exigencias Absurdas: ¡En Serio! ¿Qué desea que haga yo? Los ritos absurdos de la vida real de la tribu “Satere – Mawa” en el Brasil: “la paraponera clavata” (llamada la “hormiga bala” porque el dolor de su picadura se compara con disparos de bala).
B. La exigencia “absurda” de Dios para con Abram: sacrificar a Isaac.
1. La reacción asombrosa de Abraham.
2. Pero durante 40 o 50 años venía siguiendo a Dios y Dios lo venía probando. En algunas salió aprobado y en otras no.
3. Había aprendido a renunciar (sacrificar) a mucho y sencillamente confiar en Dios.
a. Era imposible sacrificarlo antes de confiar en Dios.
b. Era imposible que su confianza en Dios creciera sin que sacrificara lo que Dios ordenó.
4. En este mensaje vamos a quedarnos en el inicio de este proceso.

I. Abraham: ¿En Serio? ¿Desea Que Lo Deje Atrás?

A. La vida en Ur de los caldeos.
1. Una ciudad importante (300,000 – 400,000 habitantes); en 3 ocasiones fue la capital del mundo.
2. Una ciudad próspera de mucha cultura y mucho negocio.
3. Una vida cómoda, muy acostumbrada y deseable.
4. Su familia y sus amigos.
5. Un centro religioso importante: sede del culto al “dios” de la luna.
B. Le apareció Dios (Hechos 7:2,3).
1. “Sal” (sacrificar): tu tierra, tus parientes.
2. “Ven” (a la tierra que yo te mostraré). Sencillamente “confía en Mí).
3. ¿Haga qué? ¿Mudarme a dónde?
4. No lo podrás sacrificar hasta que confíes en Dios.
5. Tu fe en Dios no crecerá hasta que lo sacrifiques.
C. Saliendo (un poco): El traslado a Harán (Génesis 11:31). Más de 1000 kilómetros.
1. Una ciudad principal (en el sureste de Turquía) situada en una gran ruta comercial.
2. Una ciudad próspera de mucha cultura y mucho negocio.
3. Una vida cómoda, muy acostumbrada y deseable.
4. Algunos de los mismos parientes.
5. La misma religión importante: el culto al dios de la luna.
D. Dios le aparece a Abraham por segunda vez (Génesis 12:1-3).
1. ¡Vete! (de su tierra, de sus parientes, de la casa de su padre). Sacrificarlo.
2. ¡Ven! (a la tierra que te mostraré). Confiar en Mí.
3. ¿Haga qué? ¿Irme a dónde?
4. ¿Me darás qué?
a. Muchos hijos (una nación grande).
b. Tu bendición (te bendeciré).
c. La fama (engrandeceré tu nombre). Ya estaba rico (Génesis 12:5; 13:2).
d. La oportunidad de bendecir a otros (serás bendición).
E. Saliendo: el traslado a Canaán (Génesis 12:4-9).
1. Esto si es un viaje (más de 1000 kilómetros).
2. Comparar los aventureros que navegaban desde Europa hasta las Américas sin conocer el destino exacto.
3. Nuestro viaje a El Salvador.
4. Un cambio total de estilo de vida, religión, cultura y más.
5. Por fe (Hebreos 11:8)
6. Fijándose en el más allá (Hebreos 11:9,10).

II. Los Discípulos de Jesús: ¿Desea que haga qué? ¿Dejarlo atrás?

A. ¡Dejar! Dejar atrás su vana manera de vivir. ¡La debe abandonar!
1. Cualquier cosa que lo aleja de Dios o le impide seguir a Jesucristo. Vamos a ser específicos en cuanto algunas cosas que son difíciles de dejar atrás.
2. La venganza o el enojo.
3. Amar solamente a los que me aman y me ayudan a mí.
4. Primero mis cosas.
5. Primero mi diversión.
6. Colocarme primero a mí mismo: mi comodidad, mis opiniones, mis deseos, mis gustos, mi tiempo, mi dinero, lo mío, lo mío, lo mío – en vez de Dios u otras personas. Son retos diarios.
7. Honrar más la aprobación de mi familia que la aprobación de Dios.
8. Buscar ser aceptado u honrado por mis compañeros más que por Dios.
9. Las relaciones personales que me alejan de Dios y Su familia o me impiden seguir a Jesús (amigos, familia, el empleo, el romance, el matrimonio).
10. Los hábitos antiguos que me alejan de Dios y Su familia o me impiden seguir a Jesús.
11. Empleos o negocios que me alejan de Dios y Su familia o me impiden seguir a Jesús.
B. ¿Cómo he de hacerlo? ¡Sencillamente por confiar en Dios!
1. No lo dejará atrás hasta que confíe en Dios de corazón.
2. Su confianza en Dios no crecerá como debe hasta que lo deje atrás.
3. Por lo general la mayoría sabemos lo que Dios requiere de nosotros. No es tan difícil entender lo que pide de nosotros. Pero cuando no cabe dentro de aquello que nos parece cómodo, nuestra respuesta tiende a ser: ¿Desea que haga qué?
4. Algunas de estas exigencias nos parecen exageradas desde la perspectiva humana. Es por esto que tenemos que responder por confiar en Dios.
a. No lo dejará atrás hasta que confíe en Dios de corazón.
b. Su confianza en Dios no crecerá como debe hasta que lo deje atrás.

Conclusión:

A. ¿Está usted consciente de algo que Dios desea que deje atrás y que sencillamente confíe en Él para poderlo hacer?
B. Comience con solamente 1 cosa — quizá no la más difícil y empiece por orar y luego comprometerse sinceramente que comenzará hoy mismo a dejarlo atrás y sencillamente confiar en Dios.
C. Si usted nunca se ha entregado a sí mismo para ser discípulo de Jesús, debe dejarse a sí mismo atrás y sencillamente confiar en Dios.