Una Pasión Bendita

Una Pasión Bendita

Introducción:

A. ¡Hace calor! La sequía desespera.
B. ¿Alguna vez tuvo sed usted? ¿Verdadera sed desesperante?
C. ¿Y el hambre? ¿Cuándo fue la última vez? (después de la virus intestinal)
D. ¿Habrá algo que usted anhela? ¿Por lo cual suspira?
E. ¿Tiene verdadera pasión por algo?
F. ¿Se ha dado cuenta que no puede ser verdaderamente bendito por Dios a menos que sea apasionado?
G. “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciado.”
H. Ellos son los únicos que encontrarán satisfacción verdadera y perdurable.

I. Un Anhelo Apasionado:
Hambre y Sed

A. Contraste marcado:
1. Atrapado en el desierto en una tormenta de arena en contraste con ir al chorro cuando siente un poco de sed.
2. Un vaso de agua o una pequeña merienda no logra satisfacerlo.
3. Intenso: La diferencia entre: “Sé que debiera” – “Quisiera” – “Lo anhelo” Ansiar, Desear intensamente
4. Total: Ser “más o menos buena persona” o “más o menos justo” no es el deseo.
B. Prioridad #1 (Mateo 6:33)
1. Salmo 42:1,2a
2. Salmo 63:1

II. El Anhelo Apasionado de Ser Todo Cuanto Dios Quiere:
Hambre y Sed de Practicar la Justicia

A. Una justicia poco común (Mateo 5:19,20)
1. Tiene que ser mayor que la de los fariseos.
2. La justicia selectiva: en busca de una manera de zafarse de la responsabilidad (Mateo 5:21,27,31,38,43; 23:16)
3. La justicia de rendimiento: Practicar la justicia para impresionar a otras personas (Mateo 6:1-18)
4. La justicia hipócrita: Enfocar los detalles externos en vez del corazón (Mateo 23:25-28).
B. Una justicia completa (Mateo 3:15)
1. 2 Timoteo 3:16,17
2. Colosenses 1:27,28
III El Anhelo Apasionado de Recibir lo que No Puedo Lograr Por Mí Mismo:
Hambre y Sed de Recibir la Justicia
A. Ningún ser humano es verdaderamente justo (Romanos 3:10)
B. La ira de Dios se desata contra toda injusticia (Romanos 1:18)
C. Se trata de una justicia que nos puede ser acreditada a pesar de no lograrla por nuestra conducta.
1. Romanos 4:5,6
2. 2 Corintios 5:21
3. Filipenses 3:9
4. Romanos 3:20-24

IV. El Anhelo Apasionado Que Se Satisface:
Saciados de Justicia

A. Si verdaderamente tenemos hambre y sed de justicia.
1. Un joven le preguntó a un sabio maduro acerca de la mejor manera de vivir.
a. Lo llevó al río y lo zambulló en el agua y lo mantuvo así mientras luchaba por subir para respirar.
b. ¿Qué deseaba más que cualquier otra cosa? ¡¡El aire!!
c. Cuando anhelas la justicia con la misma intensidad – será suya.
2. ¿Tiene usted verdadero hambre de ser bueno?
B. La justicia nos es acreditada en Cristo.
C. Dios nos fortalece para que podamos vivir en justicia.
1. Romanos 6:17,18
2. Filipenses 4:13

Conclusión:

A. ¿Tiene usted hambre y sed de justicia?
B. La promesa de Dios es verdadera y también lo es el requisito.