La Motivación del Cristiano – Motivado por el Propósito

La Motivación del Cristiano (3)
“Motivados por el Propósito”

Introducción:

A. Ilustración: Instrumento de mi bodega: ¿para qué sirve? ¿Su propósito? Puede ser importante saberlo.
B. ¿Para qué sirvo yo? ¿Mi propósito? Esencial saberlo
C. Varios propósitos y metas, pero la Biblia establece un solo propósito principal que responde a la pregunta: ¿Por qué somos? ¿Por qué existimos?

I. El Propósito es la Gloria de Dios

A. Sencillamente: Existimos para enfocar la atención y las alabanzas en Su gracia (Efesios 1:3-6,11,12).
1. Al mirar los cielos usted logra un vistazo fugaz de Dios – de Quién es Dios (Salmos 19:1). ¡Fíjese en lo que hizo Dios!
2. Esto es lo que la gente debe ver al mirarnos: un vistazo fugaz de Dios – y en especial de Su gracia. ¡Fíjese en lo hizo Dios!
B. Existimos para alabar a Dios por Quién es Él y lo que hace Él (Salmos 22:3) Dios habita entre las alabanzas de Su pueblo.
1. Salmos 100
2. Salmos 86:8-10,12
C. Existimos para enfocar la atención en Dios: Su poder, gracia, santidad, sabiduría, amor, justicia, paciencia, misericordia, verdad, hermosura, grandeza, bondad, y hasta en Su ira: todo cuanto es Dios.
D. Existimos para proveerles la oportunidad de ver a Dios – a los habitantes de esta área – para que Lo vean en toda Su gloria y alaben a Dios (Efesios 3:10,20,21). ¡Fíjese en el plan de Dios!
E. Existimos para reconocer a Dios por todo lo bueno.
1. Nuestra cultura le echa la culpa a Dios por lo malo y atribuyen lo bueno en sus vidas a sí mismos.
2. 1 Corintios 1:31
3. Apocalipsis 4:8-11
4. Apocalipsis 5:11-13
5. Para tratar de lograr que todos se pongan en pie para dedicarle una calurosa “ovación” (en sentido simbólico por supuesto).
6. Para atribuirlo a Dios cuando reciba yo alguna bendición o cuando otros me elogien por algo. Nada tengo que de Dios no he recibido. Nada puedo hacer sino por la fuerza que Dios me da.

II. Glorificamos a Dios Específicamente Cuando:

A. Saber el propósito de algo no significa que lo usemos para este propósito. (Caña de pescar en la bodega)
B. Cuando hablo solamente Sus Palabras (1 Pedro 4:11). Fundamentados en la Biblia.
C. Cuando confío en Él por la fuerza que necesito (1 Pedro 4:11). Enfocada en la gracia.
D. Cuando llevo a cabo Su voluntad en mi vida (Juan 17:4) Obediente.
E. Cuando hago buenas obras que beneficien a otras personas (Mateo 5:6). Activo
F. Cuando guardo la unidad y la comunión fraternal (Romanos 15:6) Armonía
G. El propósito básico es que las bendiciones que de Dios recibimos y las obras que Dios logra en y por medio de nuestras vidas manifiesten Su gloria.

Conclusión:

A. ¡Qué honor! Es asunto serio. Es una tremenda responsabilidad.
B. Si no lo logramos glorificar a Dios, no tendremos razón legítima de ser – de existir como congregación de la iglesia de Cristo.
C. Pero si nos enfocamos en este propósito y con la ayuda de Dios llegamos a ser para la gloria de Dios:
1. Dios se agradará
2. La presencia de Dios permanecerá con nosotros porque Dios habita en medio de las alabazas de Su pueblo.
3. No tendremos que preocuparnos por el crecimiento porque:
a. La gente que verdaderamente desea honrar a Dios se atraerá
b. Tendremos la bendición de Dios en lo que hace.