Gozosos Por la Obra de Dios en Nosotros

Gozosos Por la Obra de Dios en Nosotros

Introducción:

A. Dios se regocija en Su obra (Génesis 1:1) ¡Felicitaciones a todos!
B. ¡¡Hazlo otra vez!! Nunca se aburre Dios de lo que hace.
C. Salmos 19:1 ¡¡Hazlo otra vez, Padre!!
D. A veces nos quejamos o nos ponemos disgustados por pequeñeces o nos aburrimos y no estamos satisfechos con la vida.
E. No obstante, Dios nos presenta con cientos de razones cada día para que nos regocijemos y digamos: “¡¡Hazlo otra vez!!”
F. Es casi increíble, pero Dios también obra en usted y en mí para nuestra salvación eterna. (Filipenses 1:6) Con el renacimiento cada “nueva criatura en Cristo”, Dios se regocija.

I. Gozosos Porque Dios Obra en Nosotros para Producir el Deseo (2:13)

A. La naturaleza nos señala Su poder
B. Usted quizá se imaginaba que fuera natural que usted deseara hacer lo correcto más que antes.
C. El amor de Dios produce el amor hacia Dios. Pero no es a la fuerza.
D. El entendimiento de la Palabra de Dios produce la fe en Dios
E. El cumplimiento de las promesas de Dios en su vida produce la esperanza en Dios.
F. Las consecuencias del pecado en nuestro medio deben hacer que anhelemos a Dios y que deseemos ir al cielo. Pero uno tiene que percibir lo que sucede.
G. Las consecuencias del pecado en su propia vida debe producir la humildad y el arrepentimiento hacia Dios. No resistir al Espíritu.
H. El ejemplo de otros cristianos – el ánimo que nos dan – las instrucciones y las advertencias que nos imparten es la obra de Dios en nosotros. Pero nosotros tenemos que colaborar.
I. ¡Regocijémonos! ¡¡Hazlo otra vez, Padre!!

II. Gozosos Porque Dios Obra en Nosotros para Producir la Obra (2:13)

A. Querer es importante, pero uno no gana la batalla con solo el querer. Sí – tengo que trabajar yo.
B. Necesito la fuerza y Dios me la da (para superar las tentaciones y las pruebas)
1. Me fortalece con poder por medio de Su Espíritu (Efesios 3:16)
2. Su poder obra en nosotros, no solamente nuestra voluntad (Efesios 3:20)
3. Cristo nos fortalece para enfrentar cada desafío (Filipenses 4:13)
C. Dios nos da todo cuanto necesitamos (Filipenses 4:19)
1. Dios nos da las habilidades – la capacidad que verdaderamente necesitamos (Si tan sólo pudiera….)
2. Dios nos da las oportunidades que necesitamos.
3. Dios nos da las herramientas que necesitamos.
4. Dios nos da los colaboradores (ayudantes) que necesitamos.
5. Dios hace mucho más allá de lo que usted, yo o cualquier otra persona pueda hacer por sí mismo: mucho más abundantemente (Efesios 3:20)
D. ¡Regocijémonos! ¡¡Hazlo otra vez, Padre!!

III. Ya que Dios Obra en Nosotros, ¡Seamos Gozosos! Sin Quejas o Murmuraciones (Filipenses 2:14-18)

A. No solamente cuando todo resulta como deseamos – obra Dios. “Dios velaba por ti”
B. No solamente cuando me siento bien – obra Dios. “Me siento tan bendecido”
C. No solamente cuando logro una victoria moral o espiritual – obra Dios.
D. No solamente cuando otros cristianos o mi familia es especialmente fiel y comparte la carga conmigo – obra Dios.
E. No solamente cuando los amigos que evangelizo obedecen al Señor – obra Dios.
F. El “No!” de Dios es también Dios obrando en nosotros.
G. Dios lo hará una y otra vez hasta completar la tarea – o hasta que mi vida aquí se acabe.

Conclusión:

A. Sea atento a la obra de Dios en usted.
B. Sométase a la obra de Dios en usted.
C. Reconocer la obra de Dios en usted y honrarlo por ello.
D. Regocíjese en la obra de Dios en usted.