Es Tiempo Que Reafirmemos Nuestro Pacto con Dios

Es Tiempo Que Reafirmemos Nuestro Pacto con Dios
Malaquías 2:14
En Busca de la Intimidad

Introducción:

A. La pregunta que me hicieron sobre cuándo ocurre la unión matrimonial.
1.. ¿En el acto sexual?
2. La unión matrimonial comienza con un pacto – un acuerdo entre 1 hombre y 1 mujer – atestiguado por Dios. En base a este pacto, Dios los une.
B. Pero este pacto es mucho más que un contrato frío y sin emoción que uno cumple por obligación
1. La epidemia de la infidelidad y el divorcio.
2. 2 soluciones:
a. Reconocer la seriedad del pacto
b. Lograr el propósito del pacto: la intimidad – la unión de 2 vidas.
C. El Plan de Dios:
1. Poder confiar completamente en su pareja
2. Sentirse tan cerca como si fueran una sola persona
3. Ser verdaderos compañeros – integrantes del mismo equipo – con los mismos valores – trabajando juntos hacia la misma meta.
4. Sentirse más seguro cuando llega a la casa que en cualquier otro lugar. Sentirse seguro – al salir juntos – que no será atacado o avergonzado de manera alguna por su cónyuge.
5. La unión de dos vidas en una.
D. La intimidad = el acercamiento

I. La Esencia del Pacto: Seremos Uno

El Plan de Dios: La Intimidad entre Un Hombre y Una Mujer
Enfocando el propósito del pacto

A. “Te daré ayuda idónea” – una que le corresponde (Génesis 2:18) para que no estés solo (aunque Adán ya tenía a Dios consigo).
B. “Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne” (Génesis 2:23)
C. “Se unirá a su mujer” (Génesis 2:24a)
D. “Serán una sola carne” (Génesis 2:24b)
E. “Como a sus mismos cuerpos” (Efesios 5:28)
F. “Sí mismo” (Efesios 5:28)
G. “Su propia carne” (Efesios 5:29)
H. “Así que no son ya más dos, sino una sola carne” (Mateo 19:6)
I. “Lo que Dios juntó, no lo separe el hombre” (Mateo 19:6)
J. “Siendo ella tu compañera” (Malaquías 2:14)
K. “La mujer de tu pacto” (Malaquías 2:14)
L. El Plan de Dios: La Intimidad entre Un Hombre y Una Mujer
M. La Intimidad: Dios
1. Lo diseñó
2. Lo atestiguó
3. Los juntó

II. Las Condiciones del Pacto: Seremos Uno Siempre y Cuando.

El Plan de Dios: Uno hasta que la Muerte nos Separe
Enfocando la Seriedad del Pacto

A. La realidad en el año 2013
1. El 50% de los matrimonios terminan en el divorcio
2. Tú no me haces feliz
3. Ya no te conozco. No eres el mismo hombre con quién me casé.
4. Ya no estoy enamorado de ti
5. Haré lo que tú quieres siempre y cuando tú hagas lo que yo quiero
B. Lo que Dios juntó, no lo separe el hombre (Mateo 19:6)
1. Sujeta mientras vive el marido (Romanos 7:2,3)
2. Librada con la muerte (1 Corintios 7:39)
3. No se separen (1 Corintios 7:10,11)
4. Si se divorcia y se casa con otro, adultera (Marcos 10:11,12)
C. Las consecuencias: les será prohibida la entrada al reino celestial (1 Corintios 6:9,10; Gálatas 5:19-21)
D. La única otra condición: la fidelidad (Mateo 5:32; 19:9)

III. Reafirmando el Pacto: Así Seremos Uno de Verdad

El Plan de Dios: El Amor Abnegado
Haciendo realidad el pacto: logrando la unión de 2 vidas

A. Reafirmar = poner firme otra vez; fortalecer de nuevo; reforzar otra vez.
B. No es suficiente volver a declarar el acuerdo (pacto). Este pacto necesita ser fortalecido – reforzado una y otra vez.
C. Me siento cerca de ti cuando me comprendes
1. Pocas personas creen que son verdaderamente comprendidas. Por tanto, se sienten solas – aisladas de todo el mundo. (Mi experiencia como Consejero Profesional)
2. Gráfica de la diferencia entre hombres y mujeres.
3. No siempre significa estar de acuerdo pero siempre resulta en aceptarnos los unos a otros
a. Es ver lo que ella ve.
(1) Ilustración de Steven Covey
(2) Es una razón por que Dios se hizo hombre (Hebreos 2:4)
b. Es reconocer otra perspectiva tan válida como la suya (gráfica)
4. No compartiré mis verdaderos pensamientos, sentimientos y anhelos si temo que no me comprenderá o se va a burlar de mí.
5. Requiere que abra la boca y el corazón.
a. Tiene que compartirse de manera que su cónyuge le puede comprender.
b. Muchos desacuerdos en el matrimonio comienzan con las diferencias en las ilusiones (no comunicadas) que traemos al matrimonio.
c. No hay comunicación si su cónyuge no recibe el mensaje (verbal o no verbal)
d. Hablamos diferentes idiomas:
(1) “Llegaré a casa temprano ahora.”
(2) “Lo haré más tarde.”
(3) “Te puedo hablar por un momento.”
(4) “¿Me puedes recoger unas dos cositas del súper?”
(5) “¿Te gustó la cena?” “Sí”
h. La pareja que no se hablaban. Escribió: “Favor de despertarme a las 5.” Ella escribió: “Son las 5. Despiértate.”
6. Requiere que refleje lo que ha oído.
a. Los 6 mensajes de la comunicación:
(1) Lo que usted pensó decir.
(2) Lo que usted en realidad dijo
(3) La actitud con la cual lo expresa
(4) Lo que su esposa piensa haber oído.
(5) Lo que su esposa en realidad escuchó.
(6) La actitud que piensa observar su esposa.
(7) Ejemplo: ¿Te gustó la sopa?
b. Es importante recibir el mensaje correcto.
c. Es importante saber que le oyeron correctamente.
d. Es importante saber que le comprenden.
7. ¿Está seguro que su cónyuge se siente comprendido? Si le comprende y lo sabe, reafirmará su pacto matrimonial?
D. Me siento cerca de ti cuando experimento tu amor
1. ¿Recuerda la intimidad que sintió cuando se enamoró de su cónyuge? ¿Por qué? Porque se sintió amado.
2. Tenemos una necesidad fundamental de ser amados.
3. Tenemos que aprender a dar el amor sin condiciones (Tito 2:4)
4. Tenemos que aprender a amar como queremos ser amados (Mateo 22:39)
5. Tenemos que aprender a imitar el amor de Dios (1 Juan 4:10,11; Romanos 5:8)
6. Tenemos que aprender a amar con acciones (1 Juan 3:18).
7. A veces amamos pero el cónyuge no experimenta el amor porque no hablamos su dialecto.
a. ¿Qué le relaja a usted?
b. ¿Qué pasa si les presento esta lección en el griego?
c. Ejemplos de ser amado pero no sentir el amor:
8. 5 lenguajes del amor
a. Las palabras que afirman
b. El tiempo compartido
c. Los regalos
d. Los actos de servicio
e. El toque físico
9. ¿Está seguro que expresa el amor en el idioma de su cónyuge? Si lo hace, reafirmará el pacto matrimonial.
E. Me siento cerca de ti cuando logramos superar la barrera del enojo
1. Tendrá que aprender a enojarse sin pecar.
2. Tendrá que estar dispuesto a perdonar.
3. Tendrá que aprender a vencer el mal con el bien – devolver una bendición por la maldición que recibe.
4. Tendrá que aprender a confrontar con la meta de reconciliarse.

Conclusión:

A. ¿Qué hará usted para reafirmar el pacto con su compañera delante de Dios?
B. ¿Cómo se siente usted ahora en relación a su esposo o esposa?
¿Distanciamiento? ¿Enojo? ¿Nada? ¿Cerca?
C. Hay algo que usted puede hacer para reafirmar su pacto y lograr la verdadera intimidad que Dios desea para su matrimonio.