El Hombre y Su Personalidad

“El Hombre y Su Personalidad”

Introducción:

A. ¿Conoce usted a esta persona?
1. Enfocado en la meta
2. Acepta la responsabilidad de guiar
3. Los desafíos no lo desalientan
4. Le encanta la gente – de todas las edades y clases
5. Motiva a los demás con entusiasmo
6. Muy positivo y optimista
7. Amistoso y muy leal
8. Sensible y entra en relaciones profundas
9. Intenta hacerlo todo correcto
10. Muy creativo – buena imaginación
B. La realidad es que ningún ser humano tiene todas las cualidades positivas pero todos tenemos algunas de ellas.
C. Lo que somos es el resultado de varias fuerzas o influencias:
1. Lo que somos por naturaleza
2. Lo que somos por el impacto del ambiente en nosotros
3. Lo que somos como resultado de la obra de Dios en nosotros

I. El Impacto Negativo de la Personalidad en la Espiritualidad

A. Hay tendencias naturales al mal que corresponden a cada personalidad.
1. Es vital conocer y reconocerlas
2. Es necesario aprender a dominar estas tendencias.
B. El Sanguíneo (Nutria)
1. Prefiere hablar en vez de trabajar – exagera
2. Interrumpe – no escucha
3. Impulsivo – incumplido – indisciplinado
4. Inmaduro – prioridades desordenadas
5. Le urge ser el enfoque de la atención de los demás – dispuesto a ceder convicciones para lograrlo
6. Se enoja fácilmente pero perdona pronto
C. El Colérico (León) [Pablo]
1. Da órdenes (jefe) (Utilizan personas para lograr sus propias metas)
2. Impaciente – se enoja fácilmente
3. Inflexible – intolerante con los errores
4. Obsesionado con el trabajo
5. Le cuesta decir: “lo siento”
D. El Melancólico (Castor)
1. Egocéntrico – fácilmente ofendido/insultado
2. Deprimido fácilmente
3. Perfeccionista – Legalista
4. Le urge la aprobación
5. Vengativo
E. El Flemático (Perro Cobrador) – Golden Retriever
1. Temeroso – mucha ansiedad – nervioso
2. Cede sus convicciones fácilmente (para lograr la paz)
3. Falta de motivación – pereza
4. No se involucra en las actividades – indispuesto a sacrificarse
5. Juzga y critica – sarcástico
F. No debemos usar estas tendencias para justificar nuestros pecados (“así soy yo”) sino para librarnos de la esclavitud y protegernos sabiamente de las tentaciones.

II. El Impacto del Espíritu Santo en la Personalidad

A. No debe suponer uno que pueda lograr por sí solo superar las tendencias carnales de su personalidad.
1. La debilidad del apóstol Pedro (Marcos 14:38)
2. La lucha del apóstol Pablo (Romanos 7:18,19)
3. La realidad espiritual de toda persona (Romanos 8:7,8)
B. No debe uno subestimar la eficacia del poder del Espíritu Santo obrando en uno.
1. Destruir las obras de la carne (Romanos 8:13; Gálatas 5:16,17)
2. Santificarnos (2 Tesalonicenses 2:13; 1 Pedro 1:2)
3. La influencia de Su comunión (2 Corintios 13:14)
4. Fortalecer el hombre interior nuestro (Efesios 3:16,20,21)

III. ¿Cómo Logramos Sujetar la Personalidad al Espíritu Santo?

A. Por dejar de poner pretextos e inculpar a otras personas
B. Por decidir ser lleno del Espíritu (Efesios 5:18) mandato
C. Por confiar en Dios, no en nosotros mismos (1 Corintios 10:12)
D. Por aprovechar los medios que Dios nos provee
1. Para escaparnos de las tentaciones (1 Corintios 10:13)
2. Para cambiar nuestra manera de pensar (Efesios 4:20-24)
3. Para aprovechar el apoyo espiritual que necesitamos de otros cristianos fieles (2 Timoteo 2:22; Santiago 5:16)

Conclusión:

A. ¿Está dispuesto a examinarse de manera concienzuda para descubrir el impacto negativo de su personalidad en su propia espiritualidad?
B. ¿Está dispuesto a sujetar, con humildad, la personalidad suya al Espíritu Santo para que Dios pueda ayudarle a convertir su vida natural en una vida espiritual y útil para el servicio y la gloria de Dios?
C. Le animo a comenzar hoy mismo.