“Dios Sigue Hablando de la Misma Manera”

“Dios Sigue Hablando de la Misma Manera”
Predicado poco antes del cambio del año 2000
INTRODUCCIÓN:

A. ¿Cuáles serán los medios de comunicación en el año 2100? Al comenzar el siglo anterior los medios más rápidos de comunicación personal eran el telégrafo (había que ir a la oficina de telégrafos) y en casos raros el teléfono. No existían los medios de comunicación pública como la radio o la televisión. Ahora tenemos una multitud de satélites en el espacio que hacen posible la comunicación a las masas inmediatamente por televisión, radio, correo electrónico, e internet. Además los individuos se comunican por medio de teléfonos celulares en casi cualquier incluyendo por video sitio. ¿Aprenderemos la telepatía mental?
B. Dios siempre se ha comunicado con el ser humano pero a través de los siglos ha cambiado la manera en que lo hace.
1. Habló personalmente con Adán y Eva.
2. Habló personalmente o en sueños a otros de los patriarcas: Abraham, Isaac, Jacob.
3. Habló con Moisés desde la zarza ardiente.
4. Habló con el pueblo de Israel desde el Monte Sinaí y los guió por medio de una nube.
5. Habló con Israel posteriormente por medio del Urim y Tumim.
6. Con diferentes individuos habló por medio de ángeles, un asna, sueños, y profetas.
C. En Cristo Jesús – el Hijo de Dios – llegó Dios a la mejor y la última manera de comunicarse con el ser humano (Hebreos 1:1,2).

I. Dios Habló Por Medio del Hijo.

A. “A él oíd” (Mateo 17:1-5).
1. Juan 3:31-36
2. Juan 6:63-69
B. “Yo soy la luz del mundo” (Juan 8:12-47).
1. Juan 1:17,18
2. Un pacto perfecto (Hebreos 8:6,7).
3. El último pacto (Hebreos 10:9).
4. Juan 14:10 y contexto
C. “La palabra que he hablado…le juzgará” (Juan 12:44-50).
1. Mateo 28:18
2. Hechos 3:22,23

II. Dios Nos Sigue Hablando Por Medio del Hijo.

A. “En estos postreros días (Hebreos 1:2; Hechos 2:16,17).
1. Somos parte de la misma época en la historia humana: la última.
2. 2100 en el calendario de Dios es sencillamente parte del mismo siglo: el último o sea los “postreros” días.
B. El Hijo dio la Palabra a los Apóstoles.
1. Las mismas palabras que el Padre le dio a Él (Juan 17:8,14).
2. Recordados y enseñados perfectamente por el Espíritu Santo (Juan 14:25,26).
3. Guiados a toda la verdad (Juan 16:12,13).
B. Lo que ellos escribieron son mandamientos de Dios (I Corintios 14:37,38).
C. Lo que ellos escribieron es suficiente para todo siervo de Dios en toda época (II Timoteo 3:16,17).
D. Lo que ellos escribieron será la base del juicio final (Hebreos 2:1-4; Apocalipsis 20:11-15).
E. Es una comunicación perfecta y completa.
1. La verdad
2. Toda la verdad
3. Es imposible mejorarla: ¿Por qué hablaría Dios de otra manera?
4. Es peligroso cambiarla: ¿Por qué querrá otro mensaje?
5. La iglesia en todo siglo necesita saber y recordar esto. La mentalidad de los agentes del cambio está completamente equivocada. No necesitamos una nueva hermenéutica sino más estudio, más fe, más sumisión a la Palabra de Dios.
6. Este mensaje de Dios se aplica cabalmente al ser humano en todo siglo.
a. ¿Cuáles son sus problemas? Marido, hijos, padres, sexo, dinero, enfermedades, desempleo, amistades, soledad, confusión. Son los mismos de siempre. Nada hay nuevo. Solamente el paquete ha cambiado. Dios habla de ellos en Su Palabra y presenta la mejor solución.
b. ¿Cuáles son sus necesidades? Amor, paz, confianza, esperanza, compañerismo, seguridad, protección, gozo. Esto no ha cambiado a través de los siglos. Dios provee para todas ellas en el Nuevo Pacto de Jesucristo.
c. El problema no es que carecemos de un mensaje moderno sino que el hombre moderno (1) ignora y (2) se rebela.

III. ¿Cómo Responderá Usted a lo que Dios le Dice?

A. ¿Responderá con atención y sumisión o con descuido? (Hebreos 2:1-4)
B. ¿Responderá con fe o con incredulidad? (Juan 3:36; Marcos 16:15,16)
C. ¿Responderá con humildad o con soberbia? (Hechos 2:37; 7:54)
D. ¿Responderá con obediencia o con desobediencia? (Mateo 7:24-29; Hebreos 5:8,9)

Conclusión:

A. Sea noble como los de Berea (Hechos 17:11).
B. Sea atento (Hebreos 2:1).
C. Sea sabio (Proverbios 9:10).
D. Responda con amor a la verdad y a Aquel que es la Verdad (Juan 1:17; 14:6).