Nuestra Misión

El propósito principal de los Cursos Bíblicos Para Obreros Cristianos es sencillamente proveer capacitación ministerial gratuita: entrenar a predicadores o evangelistas, pastores y maestros por medio de cursos bíblicos en línea.

La Biblia es el fundamento para estos cursos de aprendizaje a distancia que han sido usados en todos los países de las Américas durante más de 20 años para el entrenamiento de centenares de siervos de Dios. Deseamos ayudarle a cumplir con la exhortación del apóstol Pablo al joven predicador llamado Timoteo: “Procura con diligencia presentarte ante Dios como varón aprobado que no tiene de qué avergonzarse, usando bien la Palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15)

Somos Cristianos. No somos más ni menos que cristianos. No tenemos credo aparte de la Biblia Misma. Por tanto, creemos exactamente lo que enseña la Biblia, al grado que la entendamos correctamente. Tratamos de practicar esto mismo y le animamos a usted a que haga lo mismo. Como consecuencia, no le enseñaremos la doctrina de alguna denominación religiosa.

La Biblia es el resultado del esfuerzo supremo del Creador Divino de revelarse y comunicar Su voluntad al ser humano en palabras claras, exactas y entendibles. Es la revelación directa de la voluntad de Dios en su forma perfecta. No hay otra fuente de información que sea digna de compararse con este Libro. Esforzarse por entender, creer, practicar y enseñar lo que Dios nos ha revelado en Su Palabra es una tarea sumamente importante. Sin este entendimiento el ser humano vive con la mente entenebrecida y destruye su propia vida. Uno que desea ser mensajero de Dios obligadamente tiene que conocer y practicar el perfecto mensaje divino revelado en la Biblia.

El material de estudio que publicamos aquí tiene las siguientes metas:

  1. Animarle a estudiar la Biblia con mayor diligencia.
  2. Ayudarle a estudiar la Biblia con mayor entendimiento.
  3. Estimularle a practicar con mayor fidelidad lo que aprende de Dios.
  4. Capacitarle para comunicar eficazmente lo que aprende a otras almas.
  5. Prepararle para dar mayor gloria a Dios en su vida.

Le animamos a proceder en el estudio de la Palabra de Dios con:

  1. Un sincero deseo de hacer la voluntad de Dios (Juan 7:17)
  2. Un espíritu manso para recibir la verdad en su corazón (Santiago 1:21)
  3. Una petición de fe en Dios por la sabiduría que proviene de El (Santiago 1:5).
  4. Una mente dispuesta a compartir lo que aprende con otras personas (2 Timoteo 2:2)